Una segunda lengua hace la diferencia en una región con potencial turístico y necesidad de gestar empresas, así lo concibe la docente que con pasión en sus entrañas inspira a sus estudiantes. Un ser del común dirían algunos, pero en realidad, extraordinario reflejo de una raza pujante.

Emprendedora, constante, puntual, colaboradora, comprometida con su quehacer es la profe de inglés, a quien la curiosidad y su carácter intrépido la condujeron por la senda de comunicarse con los demás y su entorno no solo en el idioma universal, sino en francés y mediante lenguaje de señas.
Desde pequeña en el barrio El Limonar en Armenia, a Lina Marcela Higuita Ramos, su padre quien se aventuró a vivir fuera de Colombia sin saber pite de inglés le compartió cuentos y videos en ese idioma y ahora ella convoca a otros a seguir sus pisadas.
Fue así que “descubrí mis habilidades y talentos comunicativos en otras lenguas, trabajé duro para desarrollar el inglés mediante el estudio y enseñando a los demás lo que sabía. Desde las aplicaciones y comandos de mi celular en modo English, hasta el encuentro constante con nativos de otras partes del mundo que llegan al Quindío a apoyar la enseñanza”.
Su consejo para quienes desean imitarla y superarla consiste en vivir con este idioma en las venas exponiéndose a él en todo sentido y ámbito posible.

PREPARASE PARA LA VIDA
Así como contar con estudios en una disciplina son esenciales para alcanzar y rebasar metas propias, “la vida nos da lecciones que queremos dejar como legado a otros. En mi caso me sueño que las nuevas generaciones sean conscientes de que la mente es el único medio de lograr las cosas. Miedos, preocupaciones, lo que piense la gente son obstáculos que pueden gobernarnos. Aprender a comunicarse en inglés es un reto y un proceso, que requiere de valentía y decisión. No hay cabida al fracaso si decidimos triunfar y esa debe ser la elección”.
Desde que Lina Marcela estuvo en el C. A.S.D donde se especializó en Recepcion Bilingüe y a su paso por la Universidad del Quindío en Lenguas Modernas, sus deseos de explorar e imaginar lo posible fueron una constante reflejada en el diario vivir, del cual la musica también forma parte.
Hoy desde la Universidad La Gran Colombia y el Sena espacios educativos donde es docente e instructora, igual que en su momento en SWAT Empresa de Software, ingenieros, el BNC Colombo Americano, y Compuenglish, en Armenia y el Quindío cuentan con su experticia y entrega total en asuntos idiomáticos.

PROFE CON UN MÉTODO PROPIO
El inglés no cambia. Si lo hace la forma en que se interiorice y sea fascinación su aprendizaje, así lo entendió Lina Marcela. Su técnica para enseñar se ajusta a las necesidades e intereses de la población. Con niños, desarrolló un procedimiento con súper héroes, cuyas misiones se alcanzan con base en el trabajo de equipo de los estudiantes. Con este método “los pequeños no solo mejoran su disciplina en clase, también son productivos y están motivados a terminar las misiones con buen comportamiento y participación”. Los más introvertidos tienen mayor apertura a participar y se sienten parte de un equipo. “Aquí la llamada de atención se convierte en un estímulo positivo individual y grupal”.
Con adolescentes, “me centro en sus gustos y su perspectiva juvenil de ver el mundo: tecnología, video juegos y el universo del entretenimiento. Ellos desarrollan sus trabajos y asignaciones basados en sus intereses personales. Como aún los adolescentes están en época de crecimiento y tienen una personalidad en proceso de desarrollo, entonces se fortalece su confianza”.
A los mayores de edad, los ayuda a explorar sus estilos y estrategias de aprendizaje, sus inteligencias múltiples para que dejen sus perjuicios en aprender una segunda lengua, pese a sus experiencias pasadas. “Primero fortalezco su confianza y los expongo a sus temores para que los enfrenten de manera positiva y ganen firmeza a la hora de utilizar una segunda lengua. Siempre teniendo su motivación fuerte y recordándole lo que lograrán al adquirirla”.
En síntesis “hago que el inglés se aprenda de manera didáctica, amena y que en algunas ocasiones olviden que están aprendiendo y se enfoquen en vivirlo con intensidad tanto dentro como fuera del aula”.

INVITACIÓN AL ÉXITO
La sociedad quindiana debe ser consciente de que “al adquirir un segundo idioma, en especial la lengua más comercial del mundo, se abriría un sinfín de oportunidades y este departamento sería más próspero en aspectos económicos, laborales y sociales. Si aumentara la población que hable inglés los comerciantes venderían más, negociarían mejor sus productos y prestarían mejor atención al cliente extranjero. Este idioma es una herramienta laboral insustituible en cualquier campo y en lo social, generaríamos más contactos y conexiones con quienes nos visitan tanto para realizar alianzas y negocios, así como para ayuda y soporte cuando sea nuestra oportunidad de viajar al exterior”
A ello “súmele que los empresarios elijan capacitar a su personal en inglés … entonces otro sería el destino de las futuras generaciones”.
“Luego de sobreponernos a las cenizas de la tragedia de 1999 ahora tenemos una región próspera, que acoge a miles de colombianos que deciden vivir aquí por la calidez, la tranquilidad, y la seguridad que aún se tiene comparativamente. Si agregáramos ciudadanos bilingües nuestro éxito sería rotundo”.

POSESIÓN Y META
“Atesoro la alegría y energía que me transmiten los estudiantes cuando ven su progreso, que avanzan por sus logros y sobrepasan la barrera del “no puedo” “soy muy tapada (o) para el inglés”. Ver ese dinamismo positivo que recibo en el aula o al encontrarlos en otro espacio, ese es mi motor para seguir en esta misión”.
“Por medio de mi trabajo y mi empresa, G.O.A.L capacitaciones, tengo la mira puesta en sacar adelante a quienes quieran llevar su inglés a otro nivel. Una vez empiecen se desarrollará en ellos esta gran habilidad y cuando se les presente el cuarto de hora los acogerán sin duda alguna, que nada los detenga. Do not give up!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *